21 septiembre 2017












































El Relato de la Semana:


Me levante de ahí y fui a mi mochila en la cual tome un collar de cuero negro con una argolla, me puse a un lado de ella y se lo coloque, a este collar en la argolla le coloque un mosquetón en el cual a su vez le coloque un extremo de la cadena, hice que se inclinara al piso separando su cabeza de este aproximadamente 30 cm y así coloque el otro cabo de cadena con la argolla al piso con un mosquetón de manera que no podría levantar la cabeza y mucho menos incorporarse, Por último, coloqué las seis veladoras alrededor de ella y las encendí, esto es para generar más calor del que ya había en ese lugar, como ya les había comentado en esta época el calor en este lugar llega a subir hasta los 35° C a la sombra y a esto le aumentas el calor con las veladoras… créeme que ya sudaba copiosamente.

Me levante de ahí y me coloque detrás de ella para soltar sus amarras de sus pies y a su vez los cambie por el cepo metálico, esto es para poder abrir un poco más sus piernas, ya después el cepo lo sujete a la argolla de piso para evitar algún tipo de movimiento.




Por último, le dije “ves así me gusta ver tu mariposa, me gusta que me la muestres en plenitud, que la luzcas para quien debe de ser, pero todavía tengo varios pendientes contigo.” Dicho esto, me incline detrás de ellas y con la palma de mi mano comencé a frotar sus labios vaginales los cuales de inmediato se pusieron turgentes a lo cual le dije “si me humedeces la mano te daré un correctivo que no te gustara, así que relájate y nada de venirse antes de tiempo he“ dicho esto proseguí jugando con sus labios y su clítoris ya erguido hasta que sucedió lo que tenía que sucedes… me mojo la mano, así que me arrodille detrás de ella y le plante un par de nalgadas que le quedaron marcadas en su piel, ella se quejó y comencé a plantarle nalgada una  tras otra, la verdad no supe cuántas pero si me percate que ya estaba llorando por lo cual la sujete del cabello y le levante la cara hasta donde me dejo la cadena y le dije “vez lo que pasa por desobedecer mis órdenes, ahora quiero que disfrutes tus castigos así como disfrutas todo lo bueno que yo te he dado” solté su cabello, me retire de ella y tome una silla me senté sobre ella y me quede nuevamente observándola durante un buen rato. (He de decir que al sentarme en la silla y verla como se agitaba de cansancio, dolor, desesperación o placer me satisface mucho, alimenta mi ego de poder, de tener el control total sobre ella, esas es la razón de sentarme y ver mi obra.)




Así permanecimos media hora más, me levante, retire de ahí las veladoras y solté sus ataduras, ella se desplomo en el suelo quedándose ahí dormida en el tapete, me retire a la recamara a
dormir, ahí ella sola se quedó con el collar cubriendo su hermoso cuello.
El lunes temprano me levante y la encontré recostada en la alfombra grande que se encontraba en la sala, la desperté y la invite a bañarnos juntos pues teníamos que llegar a trabajar
temprano, le ordene que arreglara todas nuestras cosas y las guardara, salimos, subimos al auto y nos retiramos de ese lugar.





Continuara...





Si quieres Leer mas... vista este link.

24 mayo 2017

México.


Tu Alma.


Tu alma ya me pertenece,
Tu cuerpo limpio y desnudo,
Atado e inmóvil a mis pies esta,
Y así atado…
Llegas al clímax de tu existencia,
Ya que mis caricias se extienden por todo tu cuerpo,
En forma de cuerdas.
Llegando al rincón más íntimo de tu ser.
Ahí donde tus mueres por primera vez en mis brazos,
Y cuando resucitas en mi cama,
Pides más…
Suplicas por más…
Por qué morir así,
Es vivir en la eternidad de mi corazón.
Lex Black


2 de Noviembre ( Día de Muertos )


Me dejaré morir en tu silencio,
que de noche me diste de comer
los frutos del cerezo
en tu alcoba de sombras
sangrantes de perfume
y nada más deseo.

Me dejaré morir en tu silencio.


Autor del poema: Clara Janés

Por siempre bella... por siempre mariposa.


Tu Alma.